Docentes que dejan huella ahora es un libro

La iniciativa de la Delegación Provincial de Educación de Málaga “Docentes que dejan huella” se convierte en libro gracias a la colaboración de la Obra Social de Unicaja.

Decenas de personas del ámbito educativo y fuera de él han querido compartir sus recuerdos acerca de los docentes que han constituido un referente en sus vidas y así saldar una deuda de gratitud.

La cantidad y calidad de las aportaciones recibidas, acompañadas en muchas ocasiones de testimonios gráficos, han animado la publicación, que fue presentada por la consejera de Educación, Mar Moreno, con motivo de la reciente celebración del Día del Docente.

En el libro han participado tanto ciudadanos anónimos como personalidades destacadas de la vida malagueña, periodistas y docentes, y el prólogo ha corrido a cargo de la propia consejera de Educación.

“Docentes que dejan huella” se ha convertido así en un testimonio narrado en primera persona de las últimas décadas de la Educación, además de un reconocimiento público a la labor de los docentes.

El libro se puede conseguir en la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte en Málaga, sita en la Avda. de la Aurora 47, planta 11, y también puede descargarse en formato digital a través de este enlace.

3 pensamientos en “Docentes que dejan huella ahora es un libro

  1. Muchas gracias por el regalo de este precioso libro. Todavía no lo tengo, ya he recibido el correo de ustedes pidiendo mi dirección y la he mandado. Lo espero con mucha ilusión. Ha sido muy gratificante recordar a nuestras Maestras y leer el testimonio de otras personas. En clase hemos leído algunos de ellos en compañía del alumnado para animarles a escribir. Un trabajo muy hermoso. Gracias de todo corazón. Un abrazo.

  2. Gracias a todos los que habéis llevado a cabo esta iniciativa por este gran homenaje y recuerdo tan bonito, gracias Jesús. Me motiva, y seguro que a todos los que la conocieron, a seguir y tener siempre presente en mi memoria a ese gran modelo de docente y humanidad que me enseñó mi mejor profesora, mi madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *